Buff… Seguimos con las cuentas

Así es. Una jornada más, y seguimos con la calculadora en la mano y el cuchillo entre los dientes.

Esta es la conclusión más importante que podemos sacar: seguimos vivos.

La jornada se había puesto fea, fea. El sábado si había algún resultado que nos interesase, era que el Tenerife no ganase. Pues ganó. El Hércules, por si acaso había dudas, sumó 3 puntos que de momento los alejan.

Y el domingo todos estábamos pendientes de Málaga, Castellón y Castilla.

Un servidor, que a veces se encomienda a amuletos (como ayer muchos seguidores, con los ajos como acompañante), se había llevado la radio esperando oir noticias prometedoras….Antes de empezar el partido, ya me olvidé de ella para toda la tarde, con el gol del Málaga.

Los otros dos, Castellón y Castilla, también cumplieron sus pronósticos como locales.

Quedaba lo importante, lo nuestro. Todos nos sorprendíamos con el once. Ahí no estaban 2 indiscutibles, Bornes y Fran; unido a la baja de Cifu, y también la de Ramón Pereira.

Así se optaba por lo más habitual. Trivote, y Chupri y Kevin, por Cifu y el “capi”.

Lo que intuíamos que podía otorgarnos posesión de balón con el trivote, se tornaba en lo contrario. Está muy bien tener superioridad en el centro del campo, pero para que ésta se produzca, los que juegan ahí tienen que entrar en contacto con el balón…..¡Y esto no sucedió!.

Notamos mucho las carencias para sacar el balón jugado. Con las bajas de Cifu y Bornes, quizás el único jugador para salir con el balón jugado, era Kevin Debris. Pero después de más de un mes sin tener minutos, bastante tenía con cumplir con la faceta defensiva.

Así volvimos a vivir del desplazamiento en largo, que de los pies de Chupri o de Lucas, unido a un desconocido Fuentes, se traducía en contínuas pérdidas de balón. Los mediocentros no aparecían, y las pocas veces que entraban en juego, se encontraban un embotellamiento por la parcela ancha, que ni la M-30 en la hora punta.

A esto contribuía que los dos extremos, Raponi y Rubén, no lo son, y en lugar de abrir el campo, contribuían al mayor barullo.

Arriba, Nabil se encontraba huérfano. Tanto para buscar un aliado con el que trenzar una jugada, como para iniciar la presión. Jotha jugaba demasiado cerca de los otros dos mediocentros, y Rubén dejaba ver una vez más, que no es exterior. Que hace daño por fuera, pero cuando parte desde la media punta, no cuando ocupa esa posición.

Así vivimos un partido muy malo. El Lorca daba apariencia de más equipo. Mejor colocado, con dos buenas referencias arriba, como Maikel y Javi Rodríguez, un jugón como Xavi Moro, y un Isaac que aprovechaba la “empanada” con la que lleva más de un mes el de Ordes. Un mejor equipo de lo que demuestra la clasificación.

Todo se nos puso de cara. Nabil demostró una vez más que para él, lo más difícil siempre es lo más posible. Buen gol del marroquí, unido a un importante trabajo todo el partido.

Y cuando más fácil lo teníamos, ante un rival que sólo que hubiesen pasado 10 minutos, se hubiese desquiciado totalmente, volvimos a regalar. Primero una falta que procede de un error de Raponi en su jugada favorita: pisar y pisar en zonas, donde teniendo a un compañero de cara con quien apoyarse, la pierde. Y segundo, otra falta lateral mal defendida: nos metemos demasiado atrás y en esta categoría los rivales lo tienen todo estudiado. Ahi apareció un oportunista como Javi Rodríguez.

La segunda parte más de lo mismo. Más nervios, incluidos en la grada (inconcebible el comportamiento de algunos hacia Rubén Vega). Así llega la jugada clave del partido: el enésimo error de Fuentes, e Isaac se planta sólo ante Rubio….y como el que estaba enfrente era un equipo que tenía 5 puntos menos que nosotros, pues perdona.

A partir de aquí, yo creo que Pichi maneja bien los cambios. Se va un desdibujado Chupri, prescindimos del trivote bajando a Nacho al lateral, y entra Fran. Y al poco Risso por Raponi. Quizás demasiado tarde.

Si estábamos viendo que el camino elegido era llevar el balón arriba, el charrúa debería haber estado antes en el campo.

Ramírez también tuvo sus minutos. Se le ve con toque, con ganas de tenerla. Ahora hay que ver, si está para salir de entrada, y para dar esa dosis de esfuerzo, que se necesita en estas situaciones.

Y llegó el milagro. Los jugadores pusieron la última dosis de esfuerzo. La grada por fin se dio cuenta que se necesitaba su apoyo. Y así en el minuto 92, volvió a aparecer el guante de Fran, y para dar más suspense al final, incluso la “chepa” salvadora de Nacho Risso.

Porque no fue un remate limpio. Le pegó en la espalda, y el balón entró llorando.

Así se cumplía el principal objetivo: la victoria. Sufrida, con mal juego, pero 3 puntos al fin y al cabo.

En el plano individual. Pues preocupante el nivel de algunos futbolistas. Empezando por Fuentes, siguiendo porque vemos que desgraciadamente, Cifu, no tiene sustituto. Incluso, un partido tan feo coincidió con posiblemente el peor partido de Dani Borreguero. Raponi vuelve a estar “missing” y además sin magia en el balón parado. Y Rubén, A PESAR DE SU CALIDAD, Y SU PESO EN EL EQUIPO, dejó claro que su puesto no es el de interior.

Quizás sea el momento de volver a encomendarnos a la “santa testa de Don Ignacio Risso”, y ver si el “gato” puede empezar a sacar las garras, y arañar alguna victoria en terreno ajeno.

Difícil papeleta por delante. Dos desplazamientos: Salamanca y Elche.

Si importante es el primero, una victoria en Elche, metería a los ilicitanos de nuevo en la pomada. Si mis cuentas no fallan, creo que Rubén y Fuentes se pierden el partido de Salamanca. Mal asunto.

Eso sí. Este equipo esta comprometido, y además volverá a contar con una afición que nunca le falla…¡A invadir territorio charro!.

Por último una mención especial a nuestro principal héroe. Si, aquel que apareció allá por el 25 de Junio, y nos llevó a las más altas cotas vividas en este club: FRANCISCO DOMÍNGUEZ DE LOS RÍOS. Después de una semana complicada, donde lo más sencillo hubiese sido quedarse con los suyos, tratando de solventar una difícil papeleta personal, optó por tratar de sumar, y al fin y al cabo una asistencia suya acabó en el gol de la victoria.
Por mi parte, darle un fuerte abrazo, y desearle que todo se resuelva de la mejor forma posible: Muchas gracias y que todo salga bien, Fran.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s