Amor a unos colores

 Las fechas en las que vivimos hacen balance de lo que ha sido la temporada. En el caso de que esta sea positiva, todo queda tapado por los buenos momentos y por las celebraciones, pero si es negativa, cada fallo nos viene a la cabeza una y otra vez, y este se ve incrementado, o por lo menos no ignorado.

Siendo honestos, la Deportiva tenía “un puesto” en la clasificación asignado desde el principio de temporada y no es otro que en el que se encuentra.

Este puesto ganado por méritos propios, era sabido por todos los equipos contrarios que veían peligrar la temporada si no sumaban puntos contra nosotros, por los árbitros que tenían muy fácil demostrar su carácter de halcón cuando venían al Toralín y de paloma cuando nos “juzgaban” fuera de casa, por entrenadores, aficionados rivales…por todos, incluido nosotros, los AFICIONADOS.

Porque nosotros, los aficionados, sabiendo de las dificultades de esta nueva empresa y más mentalizados que nadie sobre esto, de eso ahora estoy seguro, pusimos todo de nuestra parte para evitar esta realidad, que parece ser otros obviaron. Tampoco es hora de buscar culpables, primero porque no lo pretendo, pero si de aprender de los muchos errores, y me vienen a la cabeza mil y un errores que empiezan en la falta de profesionalidad del club y terminan en los jugadores.

El club sólo ha sido profesional a la hora de adjudicar cargos, pero su estructura de club amateur, familiar e incluso patriarcal no cambió en nada lo que teníamos en la B y esto ha lastrado toda la temporada. La carencia en la secretaría técnica ha sido, es y será (porque ahora está pasando lo mismo) nuestro principal error. Ahora oímos que el Poli Ejido tiene fichados a 4 jugadores de la B, cuyos nombres no dicen porque están jugando liguilla, que el Salamanca ha fichado a un nuevo entrenador, a dos o tres jugadores de la B….oímos hablar a nuestro secretario técnico este fin de semana pasado, que se ha metido un palizón para ver fases de ascenso, entre ellas de tercera a segunda B, para ver jugadores sub-23, “principal problema para equilibrar la plantilla”…sin haber seguido a ningún jugador durante la temporada, sin haber preguntado por él, cómo se encuentra, ambiciones…¡siempre por detrás de nuestros adversarios! Con los que competimos en desigualdad de condiciones.

Esta falta de planificación se ve reflejada en jugadores que se incorporan tarde al inicio de la temporada, cuyas características se intuyen pero no se tiene certeza de si son las necesarias para el equipo o jugadores que vienen en el mercado de invierno en una forma física lamentable….

El cuerpo técnico era el del año pasado, el mismo que en Salamanca, ante un súper equipo empató en un gran partido de la Deportiva sorprendiendo con la no inclusión de un delantero centro que fijase a los centrales, el mismo que ganó en Oviedo, en León, en Canarias, en Alicante….

Está claro que Pichi no supo solucionar nuestro principal problema, y es que el equipo que en un gran principio de temporada, jugaba, defendía y ganaba en los partidos de local, de visitante mostraba una falta de personalidad que acabó destrozando la convicción con la que habían empezado la temporada. Comenzaron los errores en casa y las dudas contagiaron el juego del equipo. Se vivieron momentos difíciles en los que algunos veteranos del equipo y sobre todo los jugadores de la casa (yo noté mucho la ausencia de Soto), muy pocos para los que se necesitan para salvar con éxito esos momentos, no supieron reconducir la dirección y sufrieron como el que más…y el resto, demostraron una falta de amor a nuestra camiseta lamentable. Unos jugadores se desvinculaban en declaraciones del juego del equipo, algunos lo único que miraban eras sus estadísticas, también estaban, los que tenían más juego fuera del campo (porque lo que hacían dentro de él era mejor no verlo), otros… y todo esto, sabiendo todo lo que su afición les estaba dando, ¡hay que tener valor! pero…no es cuestión de dar nombres, ellos mismos con sus actos se han delatado.

Y lo peor de todo es que los jugadores con sus declaraciones, con sus facturas cobradas al entrenador caído…no buscan culpas, errores propios (que después de la personalidad mostrada dentro del campo es normal) ¡que va! buscan evasión (valientes cobardes)…en vez de mirarse adentro, avergonzarse, dar un golpe en la mesa (pero si no lo dieron en toda la temporada…) y salir ante los medios diciendo “yo vuelvo dentro de dos años a jugar con la Deportiva en segunda” demostrando que por encima de todo no son tan incompetentes y han sabido entender lo que hace única a esta afición….EL AMOR A UNOS COLORES.

¡¡DEPORTIVA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s