Promoción del 67

Promocion_1967

 

Anuncios

Balance histórico de los posibles rivales ligueros

Mínimo repaso del balance histórico de partidos y goles de la Deportiva para la próxima temporada con los posibles rivales. La verdad que no futbolBsalimos tan mal parados. La Deportiva tiene un balance favorable tanto en victorias como en goles con 7 equipos (Alavés, Córdoba, Eibar, Hércules, Murcia, Recre y Sabadell), tenemos el mismo número de victorias que derrotas con sólo un equipo (Sporting) y el balance es negativo para nuestros intereses con Alcorcón, Barcelona B, Guadalajara, Girona, Las Palmas, Lugo, Mirandés, Numancia y Real Madrid Castilla. Curiosamente nunca ha habido enfrentamientos  en partidos de liga con el Deportivo, Mallorca y Real Jaen.  Al único equipo que no se ha podido vencer es curiosamente el que a día de hoy tiene un futuro más complicado en la liga adelante, el Guadalajara de Carlos Terrazas. El equipo con el que más enffrentamientos ha habido es el Lugo (38) y como dato curioso la U.D. Las Palmas ganando en el balance de partidos, pierde en el golaverage (6/5).

 

Equipo
Gana SDP
Empate
Pierde SDP
GF SDP
GC SDP
Balance
Sporting de Gijón
2
1
2
4
6
(= -)
Alavés
4
2
2
7
8
(+ +)
Alcorcón
2
4
4
6
9
(- -)
Barcelona B
1
1
2
6
7
(- -)
CD Guadalajara (*)
0
2
2
3
6
(- -)
Córdoba
2
2
1
10
8
(+ +)
Deportivo
0
0
0
0
0
(= =)
Eibar
3
1
2
8
6
(+ +)
Girona
1
1
2
3
5
(- -)
Hércules
2
1
1
6
5
(+ +)
Las Palmas
2
1
3
6
5
(- +)
Lugo
10
12
16
37
46
(- -)
Mallorca
0
0
0
0
0
(= =)
Mirandés
2
6
5
8
16
(- -)
Real Murcia
2
2
0
5
2
(+ +)
Numancia
2
3
3
8
13
(- -)
Real Jaen
0
0
0
0
0
(= =)
Recreativo
2
2
0
5
2
(+ +)
RM Castilla
2
5
11
17
46
(- -)
Sabadell
2
0
0
6
1
(+ +)

El comienzo de otro principio

Hoy hace 19 años que desde las oficinas de RNE en Ponferrada se remitían los faxes que cerraban los 15 días más críticos, posiblemente, de la historia de la Ponferradina. Tras una temporada convulsa, se daba portazo al pasado, para iniciar un nuevo camino.
A principios de junio del 94 del pasado siglo la ruptura entre la Deportiva y su entorno social era algo evidente. Aficionados, empresarios, instituciones públicas y ciudadanos en general daban la espalda al club, más aun cuando se extiende el rumor sobre el volumen de la deuda del club, se habla que es cercana a los 45 millones de pesetas. Cualquier intento por recaudar fondos era vano.
En la asamblea convocada para el 10 de junio el presidente, Delfrido Pérez, presenta su dimisión. Se hace oficial que la deuda ronda los 32 millones de los que la mayoría y de más urgente cobro corresponde a la deuda contraida con los jugadores. Se nombra una junta gestora que intenta reconducir la situación con Saturnino Mariñas al frente. El 14 de junio tras analizar la situación se establece en 15 millones el volumen de la deuda a saldar más urgente, si se alcanza esa cantidad el club sobrevivirá, en caso contrario el descenso y una más que probable desaparición serán realidad.
Mariñas y sus compañeros de junta intentan por todos los medios conseguir fondos pero no alcanzan a obtener más allá de buenas intenciones, si bien establecen de forma clara que lo urgente es saldar la deuda con los jugadores (con la AFE por el medio) y después empezar a preparar el futuro, que pasa por la disposición del club de instalaciones municipales dentro del casco urbano (visión de futuro).
Los plazos se cumplen, el tiempo pasa y no se obtienen los fondos necesarios, ante esta situación se convoca una Asamblea de socios Extraordinaria el 5 de julio. De esta sale el último intento de salvación, una nueva junta gestora sin cabeza visible al frente pero con la intención de alcanzar la , cada vez más lejana salvación.
El 13 de julio aparece en escena una figura clave en la solución final, Martín Pérez. Diseña un plan de acción basado en cuatro puntos y el se convirte en coordinador de la junta gestora o en sus propias palabras “voceiro” de la Deportiva.
Su plan tiene un título y un mensaje claro “15 millones en 15 días”. Manos a la obra. A partir de ahí, campañas de publicidad, colaboración de los medios de comunicación, de instituciones y la guinda, el enganche de toda la afición, esa que parecía dormida y que se encontró de bruces el 22 de julio con el envite que le lanzaba el club, pasar a la accion. 7931 botellas de vino perfilando el nombre de la institución pretendían algo más que alcanzar un record Guinness. Era una llamada a la colaboración de todos para salvar algo que era de todos…y el lema que quince dias atras habia lanzado Perez se cumplió. El 29 de julio de 1994 se alcanzó lo que hacía quince días parecía una quimera, la salvación del club. Lo que siguió es otra historia, la que paso a paso, con humildad, pero sin descanso, se ha ido construyendo, recordando de donde venimos y lo que ha costado llegar

El Tiki-Taka charro

Si hay un equipo que ha apostado por el juego ofensivo, mas allá del que siempre ha hecho o intentado el Castilla como filial, es el equipo salmantino. Y es que, su entrenador ha dado rienda suelta de medio campo hacia arriba a sus jugones: el veterano pero lleno de calidad Quique Martín, la joya mexicana Carlos Vela, el goleador canario Braulio y, para mí, el mejor “diez” de la categoría José Antonio Ramos Ribero “ZE TO”. Ese jugador capaz de dar el último pase, que sabe tener la pelota en los pies, dar esa pausa tan necesaria en el fútbol, aglutinar el juego a su alrededor, ese jugador, ese “diez”, de los que quedan pocos, pero que son muy necesarios para practicar “jogo bonito”. Además, cuentan con suplentes de lujo, como pueden ser Arpón, Susaeta, David Fas o Jorge Pina. Curiosamente, el joven canterano que el año pasado tuvo una gran presencia en el equipo, Jorge Alonso, apenas ha contado este año, a pesar, de que la base del equipo, es la que se paseó el año pasado en segunda B.
Por detrás de los jugones, a los que Javi López da casi total libertad, el equipo charro suele colocar a su “guardia pretoriana”: López Garay, mediocentro defensivo de la escuela vasca, un pulmón y un recuperador nato, por el que preguntó este mismo año el Athletic de Bilbao para sustituir al sancionado Gurpegui, y Roberto De Souza, brasileño cedido por el Celta, heredero (salvando las distancias) del fútbol de Mazinho o Mauro Silva, muy potente físicamente, con mucho sentido colectivo del juego, una roca. Tampoco es extraño encontrar a Arpón en ese mediocentro titular, jugador con mucha calidad, pero muy frío e intermitente. Cuando Arpón juega, el fútbol salmantino es mas ofensivo, pero también mas desordenado defensivamente.
En la cobertura, la Unión tendrá dos bajas importantes: Una, el lateral derecho, Raúl Gañán operado de apendicitis y Dani Tortolero, que es el mejor central salmantino, tanto sacando la pelota, técnicamente, como ofensivamente (lleva 4 goles). Bajas importantes, que nos van a favorecer. Curiosamente, en el ultimo partido contra el Hércules, fue Roberto de Souza quien jugó de lateral derecho, y puede que repita. Seguro, como central, será David Charcos, muy elegante con el balón, alto y bueno en el juego aéreo, incluso ha jugado de mediocentro en muchas ocasiones a lo largo de su carrera. EL otro puesto de central puede ser posiblemente para el que fue irundarra el año pasado Alberto. Para el lateral, supongo que Javi López apostará por el asturiano, que también conocemos bien del grupo II, Dani López, sacrificado, rápido, cumplidor…
Para mí, el enfrentamiento más bonito, será el de Cifu como lateral derecho, contra Carlitos Vela como extremo izquierdo. Si Cifu consigue dar mucho trabajo por su banda, gracias a sus subidas y su capacidad para poner la pelota en el área contraria, Carlos Vela tendrá que trabajar defensivamente, no le llegará con esperar de palomero, como hizo en el partido del Toralín, donde Chupri subía muchas veces sólo, pero no era capaz de meter buenos centros… Cifu, sí los puede meter, por eso espero, que no cambie de banda, ya que Quique Martín es “perro viejo”, pero mas trabajador…
En fin, espero que volvamos a ser en Salamanca mas de 2.500 bercianos, como estuvimos en Pucela, y sigamos teniendo FE en el equipo y por supuesto, volver a cantarle a nuestra patrona, la Virgen de la Encina, cuando salgan nuestros jugadores al terreno de juego.