La cosa está complicada

 Ahora mismo creo que estamos fuera de los cuatro primeros puestos, pero mientras haya vida hay esperanza. Para mi Real Unión, Cultural, Pontevedra y Racing de Ferrol, si no hay cambios serán los clasificados a final de liga…pero ¿puede haber cambios? Claro y si se dan estaremos en clara opción no sólo de meternos, sino de incluso lograr el ascenso, y el porqué es bien sencillo, porque sólo los que acaban fuerte la temporada ascienden…y además este año a estos hay que sumar a los primeros aunque sólo sea por probabilidad, y ahora mismo en nuestro grupo los que veo que tienen más posibilidades son Real Unión y Pontevedra, por este orden…o quizás no lo esté tan claro.

      Todos recordamos al Pontevedra, un equipo que tenía una pinta tremenda (en lo individual) y que ha logrado equilibrio (ahora le hacen muy pocos goles) y que lleva los partidos a que la calidad en la delantera decida y ahí ellos tienen dinamita…Yuri, Xavi Moré, Chales…a ver quién le pone el cascabel al gato. José Aurelio Gay (su entrenador actual) ya sabe lo que es ascender con los del Lérez y este año creo que lo van a intentar y además bajo mi punto de vista, con papeletas para ello.

      Pues hace pocos meses, el Pontevedra visitó el Toralín y se llevó la mayor goleada de la temporada, jugándose mucho ellos, con un entrenador bajo ultimátum, con los mismos jugadores que ahora…y me atrevo a decir que ahora mismo si jugásemos con ellos, aún en casa, el resultado tendría tintes gallegos.

      Y su mejoría no ha sido fácil, su comienzo (el de Gay, su nuevo técnico) fue un empate con el Celta B…y encima con la rivalidad que tienen y nada, un mísero 1-1, casi arde el estadio, después van al Gal, y pierden 1-0 con el Real Unión…dos resultados malos, sí, pero la idea de Gay era bajar el nivel de goles en contra, equilibrio del equipo, movilidad en ataque y que decida la delantera…trabajo y más trabajo. Los seis partidos siguientes son victorias, con 14 goles a favor y 2 en contra…a ver quién le pone el cascabel al gato.

      Y qué tiene que ver el Pontevedra con nosotros además de alguna que otra confusión en la fonética de los nombres de nuestras ciudades, de momento poco tenemos que ver, que ambos cambiamos de técnico, que ambos tenemos un gran equipo en lo individual…pero nosotros aún no hemos mejorado. No hemos mejorado pero lo podemos hacer, por qué no, sólo hace falta trabajar una idea, ver quienes están mejor y llevarla al campo.

      Si le damos un repaso al equipo vemos que tenemos en Alejandro un portero que seguro, que entrena a una intensidad impresionante, buen compañero…indiscutible bajo los palos. Pero además Alejandro nos ofrece una posibilidad, jugar con una defensa rápida y llevar la línea “al centro del campo”. Así nuestras líneas están juntas, hacen bien la presión y recuperar el balón es mucho más sencillo y menos cansado.

      La defensa tiene que ser una combinación de rapidez, buen manejo del juego aéreo y buen manejo del balón para iniciar jugada…y por ésta cualidad empiezo. Jano no es un jugador rápido, pero si va bien de cabeza y tiene la personalidad y calidad para iniciar al nivel del mejor jugador de la categoría y un jugador así imprescindible y  para mí ha de ser el jugador sobre el que giré nuestra defensa. Cuando él no esté o necesite recambio, el Capi motivado y fresco es un perfecto reemplazo. Pero Jano te da pero también te obliga, te obliga a estar rodeado de jugadores rápidos, y ahí es donde tenemos un repertorio amplio y variado. Nacho y Povedano son los acompañantes perfectos, hay que rotarlos para lograr una óptima condición de ambos. En las bandas Pepe es un seguro, buen marcador, rápido, perfecto por alto, está siempre a gran nivel en los partidos importantes y te ofrece múltiples posibilidades ya que al adaptase bien al puesto de central nos ofrece la posibilidad de jugar puntualmente con tres en la defensa con casi tanta garantía como si “jugásemos” con cuatro. Aitor ha de ser el recambio ideal para darle descanso. En el otro lateral Candela tiene que ser el jugador que todos esperamos. A él hay que exigirle hasta que primero sea seguro en defensa, y después que luzca su calidad en ataque. Su condición física es muy buena y necesita minutos, y cuando éste no esté, Fuentes es un perfecto recambio.

      En el centro del campo empieza el mejor acierto de los nuevos entrenadores. Dani Borreguero ha de ser el que lleve la manija en el centro del campo. Ha asumido la responsabilidad y tiene personalidad y está en un gran momento de forma, pero ésta se acaba si no le dosificamos y le damos descanso. Su compañero tiene que quitarle trabajo en recuperación, ayudarle por alto (nuestra carencia más importante en el centro del campo) y llegar bien como segunda línea o sino cubrirle bien las espaldas cuando Dani suba. Jonathan Ruíz tiene que ser su complemento perfecto, su gran calidad tiene que ir a más de aquí a final de temporada ya que es un jugador impresionante. Portilla nos da un buen disparo y aunque su personalidad no le da para marcar el tempo del partido, ha de ser el recambio ideal para ambos…aunque puntualmente también puede aportar Nacho en el centro del campo.

      En las bandas todo está muy claro. En la izquierda Rubén siempre titular pero a estas alturas hay que cuidar mucho su estado, lo importante es que llegue bien físicamente a los partidos importantes y para ello tenemos a los mejores jugadores de la categoría para suplirlo. Tanto Ernesto como Jonathan Valle dan garantías y cada uno con sus cualidades son más que determinantes.

      En la derecha el dueño es el más claro. Teo es de esos jugadores que básicos para lograr las cotas más altas. Espectacular en lo físico, gran capacidad en lo táctico, gran desborde, gran velocidad, movilidad para crear espacios…su puesto es el que menos minutos debe de dejar tanto a Fran como a  Jonathan Valle como recambios.

      En punta todos sabemos los que han de jugar, Óscar de Paula te aporta lo necesario para que todos sepamos que es mejor que el mejor de tus adversarios, tiene gol y da la tranquilidad de que si le das, el partido lo ganamos. Imprescindible. Junto a él ha de estar un fuera de serie de la categoría, Jonathan Valle con una calidad en el uno contra uno que da ascensos estés en la categoría que estés…pero para ello hay que hacer que esta calidad se note, y para ello hay que llevarle el balón a su parte del campo y que su físico se desgaste lo menos posible, para ello él ha de sorprender con caídas a ambas bandas, una le deja libre su gran disparo y la otra saca a relucir su enorme calidad para asistir, y todos sabemos lo que es dar una buena asistencia al killer, gol asegurado. Pero he aquí la gran dificultad a la que todavía no hemos llegado, al menos de manera continua, es decir tres o cuatro veces por partido y durante todos los partidos, ser capaces de suministrar balones a Valle donde sí que es determinante.

      Como recambio de ambos tenemos a Platero. Jugador de cualidades importantes, pero sin ritmo de partidos, y eso sólo se coge con minutos en los partidos. Tengo claro que por él pasan victorias de las que más valen, pero para ello tiene que rodarse y rodarse y yo sólo veo la posibilidad de que si no juega de titular, juegue minutos en todos y cada uno de los partidos que restan de temporada. Tiene que saber el rol que tiene y lo importante que es que dé el cien por cien para lograr lo que todos deseamos.

      Necesitamos crecer, crecer…y que éste crecimiento sea en base a una idea, idea que ojalá poco a poco se vayamos atisbando, porque de lo contrario todo será muy complicado.

      Ése es el clavo ardiendo al que me agarro, me miro al espejo y me veo en Pontevedra, miro por la ventana y confundo el Sil con el Lérez…pero miro mi estadio y no veo obras, mi campo es el Toralín, yo soy blanquiazul y mi color nunca será el morao.

Deportiva, Deportiva!!!

Declaración de intenciones

En los últimos días los hechos acontecidos en torno al club, a los jugadores y a los aficionados de la deportiva, han sido tan extraordinarios como llamativos y no acostumbran a vivirse en el mundo del fútbol por mucho que este sea universal, y por mucho que un club represente para la mayoría de los pueblos.
El sentimiento surgido de forma unánime y casi por “generación espontanea” en todos los aficionados de la S Deportiva Ponferradina, ha provocado unas reacciones que van desde el asombro, tal y como fue reflejado por la prensa con un titular que creo que es único por su significado, La celebración de un descenso, hasta la incomprensión por parte de miembros del club o personas del mundo del fútbol provincial, por mucho que todos ellos vivan entre nosotros y nos conozcan.
Y es que el domingo 10 de junio, en el estadio Municipal del Toralín, se vivió una fiesta más allí de lo que se reflejaba en el terreno de juego e incluso más allí de la despedida de nuestro equipo de una liga por todos tantos a�os so�ada.
El caso es que esta reacci�n, este sentimiento que transmite la afici�n al club y al equipo, no es otra cosa que una DECLARACI�N DE INTENCIONES sobre lo que ha sido este maravilloso a�o para todos nosotros y sobre la lectura que se ha de sacar para el futuroï hemos dado un paso atrás para volver con más fuerza, HAY QUE SEGUIR MEJORANDO. De ahí su reflejo en forma de pancarta (¿volveremos?) y por eso esta fiesta, ese apoyo, porque por encima de todo hemos de continuar en el esfuerzo, la línea del club en los últimos años es claramente ascendente, y así se ha de seguir desde la directiva porque así se lo reclamamos y porque así se hará desde los aficionados, nosotros hemos ganado cantidad, con el mayor número de socios de la historia del club y han sido creadas gran número de peñas, en capacidad organizativa, creando la Federación de Peñas, y nosotros vigilaremos y exigiremos, el buen funcionamiento del club, porque para eso, y hasta ahora, somos el patrimonio más grande que tiene el club y además, porque el futuro, el horizonte que se atisba, es esperanzador (tiene que serlo).
Para ello hay que cambiar muchas cosas, este año los errores han sido claros y evidentes, y a pesar de que se producirán cambios en la directiva, pasando a ser un Consejo de Administración el que lleve las riendas del club, parte de los directivos (todos o casi todos) serán parte de ¿½l, y s�lo hace falta la lucidez suficiente para saber conservar lo bueno que nos ha llevado hasta aqu�, y rectificar lo malo que ha hecho que tengamos que dar este paso atr�s. El margen de mejora es muy grande, pero hace falta que el nuevo presidente o en su defecto el director general, tomen la iniciativa para afrontar esos cambios y sobre todo, para la renovaci�n de ideas y de personas en determinados estamentos del club.
Ahora, con la decisi�n de nuestro presidente de no seguir como cabeza visible del club, y con su m�s que seguro mando o asesoramiento desde la �sombra�, algunas decisiones han de ser m�s f�ciles de tomar a pesar de los fuertes lazos que unen a ciertas personas al club.
Aunque el cambio de categor�a es muy grande, pasamos de un f�tbol profesional con grandes ingresos, a un f�tbol semiprofesional, donde la masa social es clave (aunque espero que empresas agradecidas sigan o den el �callo� con nosotros�y por supuesto, las de siempre), este cambio puede sugerir, por eso de los costes, el fichaje de un entrenador que tenga dedicaci�n plena a club, y que lleve a cabo tareas que una categor�a por encima, son incompartibles con el cargo�.aunque para mi gusto, es muy necesario el fichaje de una cabeza visible que ejerza de director t�cnico, que se dedique a ver partidos, jugadores, mantener contacto con agentes e incluso con los propios jugadores, m�s all� de todo lo que pueda acontecer puntualmente al equipo.
Es necesario seguir mejorando, ese es el único mensaje posible que hemos de sacar de todo el apoyo demostrado, porque el patrimonio adquirido este aïño es imprescindible conservarlo e incluso aumentarlo y mientras tanto la fiesta se traslada a Mendizorroza.
VAMOS DEPORTIVA!!!

Apuntes de temporada

A falta de tres meses para los partidos decisivos, parece que son los “únicos” que va a jugar la Deportiva esta temporada, siendo líderes con 49 puntos, con la mejor salud económica y social de la historia de este club, con una plantilla que tiene todo para recordarse siempre…¿qué podemos pensar más allá de las alegrías o tristezas que nos dan los resultados puntuales?

Miguel De entrada el mes de enero y de febrero dejan detalles sobre los que pensar, la irregularidad del equipo es la tónica a la que estamos acostumbrados en lo que llevamos de año y está restando la confianza y la seguridad con la que la plantilla había iniciado la temporada, que a pesar de las incorporaciones de última hora, de no tener disponible a De Paula, el equipo mostraba una actitud y seguridad en lo que hacía que sin aparente esfuerzo nos llevó a comandar la tabla. Esperemos que estas señas de identidad del equipo sean parte de él porque en los momentos decisivos serán muy necesarias.

Lo que está claro es que los jugadores que forman nuestro equipo tienen tanta calidad como el mejor de los equipos de la categoría, pero a bloque dentro del campo hay muchos, incluso con mucha menos calidad, que nos dan varias vueltas. En este sentido han pasado tres cuartos de liga y aún dejamos mucho que desear…pero todavía queda el último cuarto, de él debemos de esperar en primer lugar la vuelta a la regularidad y a partir de ahí crecer como equipo en la medida de las posibilidades, que son muchas y que de momento sólo en partidos muy señalados se ha logrado. Quedan muchos movimientos, repetirlos muchas veces y así lograr que estos salgan naturales.

En este sentido echo de menos las jugadas de estrategia, de las que en el principio de temporada tuvimos alguna pincelada, pero que parece que están muy olvidadas y todos sabemos que tienen una importancia muy grande y dan un extra de seguridad dentro de los partidos más destacados, porque si hacemos memoria de la temporada deseada, en nuestra primera eliminatoria ante el Universidad de Las Palmas, dos goles en el partido de ida y uno en el de vuelta fueron en jugadas de estrategia o a balón parado, en la final ante el Alicante, los dos que nos dieron el ascenso fueron a balón parado. Y es que es muy difícil tener la suficiente superioridad como para lograr los objetivos (clasificación y ascenso) teniendo “coja” esta virtud esencial en todo gran equipo, que sirve de para “abrir latas” de equipos que visitarán el Toralín necesitados, que dan aire en los momentos más necesitados, que dan clasificaciones, ascensos…y nos acercan a nuestros sueños.

Queda tiempo, la base es inmejorable, la paciencia dentro del club y de la masa social para dejar trabajar es inagotable, pero las etapas que hay que pasar para lograr lo máximo de esta plantilla son cada vez más cortas y eso sabiendo de las expectativas que genera este equipo, dejan muchas dudas que resolver, y las primeras las tendremos que resolver en las próximas semanas, las visitas a Sestao, León, Huesca o Irún serán unos buenos exámenes para saber el estado de nuestra mejoría…y todo contando con solventar con regularidad los partidos como locales…Burgos y Guadalajara ya quedaron atrás, pero no están olvidados.

Está claro que de momento el equipo trabaja con la única presión del objetivo marcado. Se pierden partidos contra equipos “inferiores” y la masa social no cesa en dar ánimos, pero para lograr el objetivo hace falta un trabajo que de frutos mucho antes del momento deseado, y para mí, de momento estamos muy lejos de lograr un mínimo nivel que te haga ser optimista para competir con las mismas probabilidades de éxito que aquellos que más tienen…queda tiempo, pero queda mucho que mejorar…esperemos que el cuerpo técnico ponga el listón de exigencia en lo más alto, competencia hay para ello…queda tiempo, pero hay mucho trabajo.

Amor a unos colores

 Las fechas en las que vivimos hacen balance de lo que ha sido la temporada. En el caso de que esta sea positiva, todo queda tapado por los buenos momentos y por las celebraciones, pero si es negativa, cada fallo nos viene a la cabeza una y otra vez, y este se ve incrementado, o por lo menos no ignorado.

Siendo honestos, la Deportiva tenía “un puesto” en la clasificación asignado desde el principio de temporada y no es otro que en el que se encuentra.

Este puesto ganado por méritos propios, era sabido por todos los equipos contrarios que veían peligrar la temporada si no sumaban puntos contra nosotros, por los árbitros que tenían muy fácil demostrar su carácter de halcón cuando venían al Toralín y de paloma cuando nos “juzgaban” fuera de casa, por entrenadores, aficionados rivales…por todos, incluido nosotros, los AFICIONADOS.

Porque nosotros, los aficionados, sabiendo de las dificultades de esta nueva empresa y más mentalizados que nadie sobre esto, de eso ahora estoy seguro, pusimos todo de nuestra parte para evitar esta realidad, que parece ser otros obviaron. Tampoco es hora de buscar culpables, primero porque no lo pretendo, pero si de aprender de los muchos errores, y me vienen a la cabeza mil y un errores que empiezan en la falta de profesionalidad del club y terminan en los jugadores.

El club sólo ha sido profesional a la hora de adjudicar cargos, pero su estructura de club amateur, familiar e incluso patriarcal no cambió en nada lo que teníamos en la B y esto ha lastrado toda la temporada. La carencia en la secretaría técnica ha sido, es y será (porque ahora está pasando lo mismo) nuestro principal error. Ahora oímos que el Poli Ejido tiene fichados a 4 jugadores de la B, cuyos nombres no dicen porque están jugando liguilla, que el Salamanca ha fichado a un nuevo entrenador, a dos o tres jugadores de la B….oímos hablar a nuestro secretario técnico este fin de semana pasado, que se ha metido un palizón para ver fases de ascenso, entre ellas de tercera a segunda B, para ver jugadores sub-23, “principal problema para equilibrar la plantilla”…sin haber seguido a ningún jugador durante la temporada, sin haber preguntado por él, cómo se encuentra, ambiciones…¡siempre por detrás de nuestros adversarios! Con los que competimos en desigualdad de condiciones.

Esta falta de planificación se ve reflejada en jugadores que se incorporan tarde al inicio de la temporada, cuyas características se intuyen pero no se tiene certeza de si son las necesarias para el equipo o jugadores que vienen en el mercado de invierno en una forma física lamentable….

El cuerpo técnico era el del año pasado, el mismo que en Salamanca, ante un súper equipo empató en un gran partido de la Deportiva sorprendiendo con la no inclusión de un delantero centro que fijase a los centrales, el mismo que ganó en Oviedo, en León, en Canarias, en Alicante….

Está claro que Pichi no supo solucionar nuestro principal problema, y es que el equipo que en un gran principio de temporada, jugaba, defendía y ganaba en los partidos de local, de visitante mostraba una falta de personalidad que acabó destrozando la convicción con la que habían empezado la temporada. Comenzaron los errores en casa y las dudas contagiaron el juego del equipo. Se vivieron momentos difíciles en los que algunos veteranos del equipo y sobre todo los jugadores de la casa (yo noté mucho la ausencia de Soto), muy pocos para los que se necesitan para salvar con éxito esos momentos, no supieron reconducir la dirección y sufrieron como el que más…y el resto, demostraron una falta de amor a nuestra camiseta lamentable. Unos jugadores se desvinculaban en declaraciones del juego del equipo, algunos lo único que miraban eras sus estadísticas, también estaban, los que tenían más juego fuera del campo (porque lo que hacían dentro de él era mejor no verlo), otros… y todo esto, sabiendo todo lo que su afición les estaba dando, ¡hay que tener valor! pero…no es cuestión de dar nombres, ellos mismos con sus actos se han delatado.

Y lo peor de todo es que los jugadores con sus declaraciones, con sus facturas cobradas al entrenador caído…no buscan culpas, errores propios (que después de la personalidad mostrada dentro del campo es normal) ¡que va! buscan evasión (valientes cobardes)…en vez de mirarse adentro, avergonzarse, dar un golpe en la mesa (pero si no lo dieron en toda la temporada…) y salir ante los medios diciendo “yo vuelvo dentro de dos años a jugar con la Deportiva en segunda” demostrando que por encima de todo no son tan incompetentes y han sabido entender lo que hace única a esta afición….EL AMOR A UNOS COLORES.

¡¡DEPORTIVA!!